Saludos Espirituales en el año 2005:

Gracia y paz de nuestro Padre y Señor Jesús Cristo, a su Amada, a La Completa y Santificada, a La Iglesia que es su Cuerpo, en el que Dios derramó todo su amor (ágape), para que este regrese enteramente a sí mismo. 

Gracia y paz a esa luz con que el amor de Cristo ha iluminado a sus retoños en este siglo bueno, disipando las tinieblas que los principados y las potestades del pasado siglo malo, hicieron pasar por la verdad de Dios para los hijos del Cielo.

Gracia y paz a lo que hay de buen nombre en esta porción de eternidad, nuestros hermanos en la verdad de Cristo, la familia de la fe de todas las naciones.

Gracia y paz a la porción de esa familia, que Dios ha querido que se nos manifieste en este tiempo a nosotros que somos la milicia de Cristo en Cuba, como  para que sepamos que Dios nos ha concedido el que nos sintamos acompañados en cada minuto y atendidos en cada detalle de nuestra peregrinación, como embajadores de su gobierno en el planeta tierra.

En esta hora, en este instante desde este mundo relativo, te damos gracias Señor, por todos nuestros hermanos de todos los lugares celestiales, donde tú los sentaste por amor a ti mismo.

 

 

Gracias por esta avanzada tuya, que son los hermanos que ya están en tu verdad, con los que tu le estás dando al resto de tu rebaño “oídos para que escuchen y ojos para que vean”.      Gracias Padre y Señor Jesús Cristo nuestro único Dios verdadero y creador de todo lo visible e invisible. A ti te damos toda la honra y el reconocimiento, y no nos cansamos de darte gracias por tu infinita misericordia ya ejercida al final del viejo mundo o siglos malos que terminaron con el fin de la ley; aquel amor (ágape) que tuviste para con nosotros al revelarnos cual es nuestra verdadera identidad, para que fuéramos libres y no continuáramos perdidos por falta de conocimiento.

 

Gracia a ti Jesús Cristo, “Padre Nuestro”, Por los hermanos del Ministerio en Puerto Rico y Perú, en Chile, en Brasil, en España, en Argentina, El Salvador, en Estados Unidos y en el resto del mundo.

En la necesidad de hablar como hombres, por causa de nuestras vestiduras de terranautas, nos alegramos en ti Padre amado, sabiendo que el próximo año es de una gloria mayor para EL MINISTERIO DE LA RECONCILIACIÓN (II Carta a los Corintios 5:18). Sabiendo que en el 2005 está el “día de conocimiento de que ya fueron salvados” de muchos de tus escogidos y la oportunidad de servirte para nosotros, los que ya andamos en la misión, no de reconciliar, porque ya tu nos reconciliaste a todos contigo mismo, sino en la misión de darle a conocer LA PALABRA DE LA RECONCILIACIÓN, a esos principados y potestades que tu mismo sentaste en los lugares celestiales. 

A ti te alabamos Señor, y te dirigimos la única oración que tiene sentid para nosotros en este Pacto Eterno llamado Nuevo Pacto por causa del pacto añadido en Moisés, que hiciste en ti mismo antes de los tiempos de los siglos.

“Te rogamos Señor de Paz, de Bondad, de Mansedumbre, de Templanza, de Amor y de Misericordia, que pongas el querer como el hacer tu voluntad en nosotros, porque no hay sabiduría mayor que esa. Y danos esa sabiduría y esta revelación para que sepamos todo lo que nos has concedido.

Abre puerta a todos nuestros Sobre-Edificadores por todo el planeta Tierra, para que tu Palabra Viva de Reconciliación que nos confiaste produzca fruto al 100%.

 

 

ABBA CRISTO, DIOS Y SEÑOR DE TODOS NOSOTROS

 

NOTA: Muy pronto les estaremos enviando en formato PDF

todos los estudios que conforman

“El PAN DEL CIELO”, con el que se alimenta la

Iglesia en Cuba. Le rogamos a los sobreedificadores de nuestro

Ministerio en otras naciones, que compartan la comida

con nosotros.

 

 

 

Para recibir nuestro WebM@il especial, escribanos a:

 

 ministeriodelareconciliacion@hotmail.com

 

Para recibir el “Pan de Cielo” y el Suplemento Doctrinal visítenos a:

www.evangeliodelagracia.org

 

RETORNAR A HOJA DE CUBA


 

Ó  [ Ministerio Reconciliación Evangelio de la Gracia. Inc. ]^[ Todos los derechos reservados ]