LOS Libros de los dos Pactos


Sobreedificando sobre el fundamento de Cristo


El propósito de este estudio, es mostrarle a todos los hijos de Dios, a que pacto pertenecen los libros de las Escrituras, para que vivan de acuerdo a las enseñanzas del nuevo pacto en este tiempo.

El Antiguo Pacto contenía la ley y los profetas. Empezaba con el Pentateuco, los primeros cinco libros recopilados por Moisés y terminaba con el libro del profeta Malaquías. El mismo Señor Jesús Cristo nos enseña durante su ministerio en carne, que todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan, el Bautista, según nos enseña la biografía de Jesús en los días de su carne, de acuerdo a Mateo 11:13.

Durante el comienzo de la transición de terminar la ley y los profetas, conocido como el Antiguo Pacto, para darle paso al Nuevo Pacto, se escribieron cuatro biografías de Jesús en los dias de su carne, de todos las cosa que él hizo y enseñó. Éstas biografías nos dan testimonio de que todo lo profetizado acerca de Jesús ocurrió al pie de la letra como fue profetizado. Esa es la parte más importante del ministerio de la circuncisión al que pertenecían los once, ser testigos de todo lo visto, oído y palpado de Cristo en los días de su carne. El Sistema Judío tenía los siguientes libros: Tabla 1

Génesis 1 Reyes Cantares Abdías
Éxodo 2 Reyes Isaías Jonás
Levítico Esdras Jeremías Miqueas
Número Nehemías Lamentaciones Nahum
Deuteronomio Ester Ezequiel Habacuc
Josué Job Daniel Sofonías
Jueces Salmos Oseas Hageo
Ruth Proverbios Joel Zacarías

1 Samuel

2 Samuel

Eclesiastés Amós Malaquías

Como pueden observar, si leen una versión del Antiguo Pacto de acuerdo al Sistema Evangélico, todas las sectas diferentes existentes al día de hoy año 1999 cuando escribo estas líneas, encontrarán los mismos libros que en el Sistema Judío. Recuerden amados, que el apóstol Pablo nos revela en relación a los Judíos: de quienes son todos los profetas y la ley . . . y de los cuales según la carne vino Cristo el cual es Dios por sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén, carta a los Romanos 9:3-5. El Sistema Católico por su parte, utiliza los mismos libros y en adición incluye otros libros que se han clasificado como libros apócrifos, que aunque son de los Judíos también, ellos no los incluyen en el canon de los libros Sagrados del Antiguo Pacto. Estos libros son: Tabla 2

Esdras Judith
1 Paralipómenos Eclesiástico
2 Paralipómenos 1 Macabeo
Tobías 2 Macabeo

    Los hijos de Dios, leemos los libros que eran usados por el Antiguo Pacto tal como lo usaron los hermanos del apostolado de la incircuncisión durante el período de la transición entre los dos pactos, como la referencia que nos muestra todo el propósito de Dios.  No tenemos ningún problema en leer los libros llamados apócrifos mencionados en la Tabla 2, ya que son libros históricos de la nación de Israel, que nos ilustran principalmente las cosas que pasaron durante el período que no hubo profetas en Israel antes de la primera venida de Cristo, como son por ejemplo los libros de los Macabeos.

    En el Nuevo Pacto, tanto para el Sistema Católico como para el Sistema Evangélico, tienen los mismos libros, a los que ellos le llaman el Nuevo Testamento. Tanto el sistema católico como el protestante o evangélico, llaman los primeros cuatro libros evangelios, los cuales identifican con el nombre de quien lo escribió, y tienen como último libro el Rollo Profético, que ellos llaman: Apocalipsis de San Juan. Veamos la Tabla 3 que nos describe cuales son los libros de lo que ellos llaman el Nuevo Testamento:

Mateo Efesios Hebreos
Marcos Filipenses Santiago
Lucas Colosenses 1 Pedro
Libro de Lázaro llamado por error Juan 1 a los Tesalonicenses 2 Pedro
Hechos 2 a los Tesalonicenses 1 carta de Lázaro llamada  1Juan
Romanos 1 a Timoteo La llamada 2a carta de Juan *
1 a los Corintios 2 a Timoteo La llamada 3a carta de Juan *
2 a los corintios Tito Judas
Gálatas Filemón Apocalipsis

    * Digo llamadas cartas del apóstol de la circuncisión Juan, porque Juan nada escribió, todo los escritos asignados a él han sido basado en tradición sin ninguna prueba, recordando que Juan era analbeto. De lo que si tenemos prueba es que la biografía llamada evangelio según Juan y la 1ra carta fueron escritos del discípulo amado, quien fue Lázaro de Betania, el hermano de Marta y Maria.

    Para los hijos del Nuevo Pacto, los libros escrito por Mateo, Marcos, Lucas y Lázaro, el discípulo amado, cuyo libro es llamado por error Juan, son cuatro biografías de la vida de Jesús en los días de su carne, que concluyen en la promesa más importante, la resurrección, que nos presenta a Jesús como el Señor, como el Cristo. La palabra Griega traducida al Español como Cristo, significa: el Ungido o Mesías. El libro de los Hechos es el libro de biografía apostólica,  donde nuestro amado hermano, el doctor Lucas nos relata las cosas más importantes tanto de los apóstoles de la circuncisión, a quienes generalmente yo los identificó como los once, así como las cosas más importantes del apóstol de la incircuncisión como se le conocía al principio de su ministerio o apostolado a Pablo, el cual llevó la mayor parte informativa del libro.     

    Las epístolas de Pablo a las diferentes iglesias hacen una totalidad de quince (15), incluyendo la copia rescatada de la carta enviada a la iglesia de Laodicea que fue ocultada por razones que la misma carta ilustra, pues quisieron ocultar la información que nos dejó el apóstol Pablo en ella.

    Las cartas escritas por Santiago, Pedro, Judas y las 3 cartas erróneamente asignadas al apóstol de la circuncisión Juan quien nada escribió. Todos estos del ministerio o apostolado de la circuncisión administrado por los once apóstoles llamados por Jesús en los días de su carne, las reconocemos como un evangelio diferente que fue colocado junto al evangelio de la gracia, como revela el apóstol Pablo en la carta a los Gálatas 1:6 evangelio que el apóstol en la carta a los Gálatas 2:7 llama el evangelio de la circuncisión.

    El apóstol Pablo, quien es el apóstol que el Señor Jesús Cristo llamó y puso para los gentiles en cuanto a la carne, predicó el evangelio de la incircuncisión, como es revelado en la carta a los Gálatas 2:7.  El ministerio del apóstol Pablo como único apóstol para el nuevo pacto fue profetizado de antemano por el profeta Isaías 49:1-7, lo cual nos es confirmado como cumplido en la carta a los Gálatas 1:15 y en el libro de los Hechos 13:45-49.

    Por no andar en la verdad del evangelio que predicaba para el nuevo pacto el apóstol Pablo, tuvo que corregir y encarar al apóstol Pedro, el apóstol principal de la circuncisión, ministerio de la transición del comienzo del Nuevo Pacto y el cierre del Antiguo Pacto y a su compañero de ministerio Bernabé, que se dejó influenciar por Pedro a quien conocía desde hacía mucho tiempo.

    A los once los dejaron solamente para cerrar la ley y los profetas, el Antiguo Pacto, los primeros cielos y la primera tierra, que no podía ser quitado totalmente hasta que se cumpliera totalmente todo lo escrito por la ley y los profetas y se le dio instrucciones muy claras por Jesús de esperar al OTRO que venía después de que Jesús se fuera. Tenían que esperar al Consolador que es Cristo el Espíritu Eterno manifestado en un mensajero y testigo fiel para completar la labor y mostrar el Camino vivo y abierto de la vida.  Todo el antiguo pacto terminó o finalizó con lo que ocurrió en el año 70, ese fue el Juicio final de Dios sobre Israel, sobre el siglo malo, sobre el mundo antiguo, para darle paso a los cielos nuevos y la tierra nueva en que ahora vivimos los hijos de Dios, porque como revela el apóstol Pablo en la carta a los Romanos 10:4 Cristo es el fin de la ley.

    Los once apóstoles de la circuncisión solamente pudieron escribir de las cosas que vieron, las cosas que escucharon de labios de Jesús en los días de su carne y de lo que palparon sus manos, que fueron absolutamente ciertas en conformidad con la ley  y los profetas y de lo que le pareció debían escribir, como muy bien se nos informa en Lucas 1:1-4; en el libro de los Hechos 1:1 y en lo escrito por Lázaro, el discípulo amado, cuyo libro es llamado por error Juan 1:1-5. En otras palabras, sólo podían hablar conforme a lo visible no a lo revelado por el Espíritu. Por el otro lado, Judas el otro hermano de Jesús, como informa el verso 3 de su carta, le escribió una carta a los hermanos de la circuncisión, para recordarles de la común salvación, para recordarles las palabras dichas por los once, los apóstoles de la circuncisión o de Jesús en los días de su carne, y amonestarles poco tiempo antes del juicio que vendría sobre Jerusalén, porque les habló sobre los hombres destinados por Dios para condenación, como él informa en su carta Judas 4.

    La labor de los once se completaba con la destrucción de Jerusalén.  Hasta ahí llegaba el apostolado de la circuncisión. Este apostolado recibió toda la instrucción para el cierre del fin del Antiguo Pacto por profecía; la destrucción de los cielos viejos y la tierra vieja, que no era otra cosa que el fin de la ley o antiguo pacto, la destrucción de la Jerusalén que estaba abajo, representada por el judaísmo, a quienes tal y como le confirmó finalmente el Mesías, le selló la visión y la profecía, tal y como profetizó Dan 9:24.

    Todavía en nuestros días, muchos siguen predicando la apostasía que vino como consecuencia del mensaje de la ley o Antiguo Pacto mezclado con las doctrinas de Cristo del principio también llamadas, la leche espiritual, que continuaron predicando los once como si fuera el evangelio de la gracia. Esa bebida, la mezcla de leche con vino viejo, es lo que ha mantenido embrujados a todos en el sistema religioso desde los días de los once, que fueron los responsables de dar a beber esa bebida. Esa es precisamente la pregunta que hace el apóstol Pablo a los hermanos de Galacia cuando les pregunta: ¿Quién os embrujó?, que en forma incorrecta Reina-Valera traduce: ¿Quién os fascinó? lo cual podemos verificar en la carta a los Gálatas 3:1.

    Ninguno de los once después de la resurrección del Mesías, el Cristo, recibió revelación del Señor directamente para revelar el evangelio o misterios de Dios escondidos. Todo el consejo, toda la revelación del evangelio de la gracia, toda la revelación de TODOS LOS MISTERIOS ESCONDIDOS, nos fue dada solamente a través del apóstol Pablo, a quien el Señor Jesús Cristo mismo se le apareció para llamarlo, conforme nos informa Hechos 9:3-6.

    El Señor le enseñó todas las cosas a Pablo, lo pasado, lo presente y lo por venir, le mostró el evangelio de la gracia directamente que como os dije anteriormente, incluía las cosas pasadas (lo que has visto), las que eran de la transición (las cosas que son) y la revelación para la eternidad, (las que serían después de la transición). Por eso es que Pablo tuvo también que tomar leche, al principio fue bautizado en agua y bautizó en agua, le impusieron manos e impuso manos, etc.  Por eso el apóstol dice que cuando él era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fue hombre, dejó lo que era de niño, como revela en la 1ra. carta a los Corintios 13:11. Fue niño en la ley, la cual fue su tutor, como él revela en la carta a los Gálatas 4:1. Mientras fue niño se comportó igual que los demás que eran esclavos.

    Cristo le enseñó al apóstol Pablo el propósito de cada cosa de la transición entre el pacto de la ley y el nuevo pacto. Por ejemplo, le enseñó hasta cuando comer la cena del Señor, como Pablo le enseñó a los Corintios a comer, ver la 1ra. carta a los Corintios 11:23-26.  Todas esas cosas eran hasta que llegara el tiempo de reformar todas las cosas, como es revelado en la carta a los Hebreos 9:9-10, lo que se completó con el juicio de Israel en la destrucción de Jerusalén en el año 70.

    El Señor transportó al apóstol Pablo directamente al tercer cielo o paraíso, como nos informa la 2da. carta a los Corintios 12:1-4. Pablo fue trasladado en el Espíritu al trono de Dios, para que revelara y enseñara todos los misterios que estaban encubiertos aún para los once, a quienes sólo se le encomendó el apostolado de la circuncisión, como revela en la carta a los Gálatas 1:6-9. Amados, les vuelvo a recordar, que desde antes de Jesús ir a la cruz le dio mandamiento a los once de no ir por camino de gentiles, porque para eso ya había escogido quien haría esa labor, desde antes de Jesús mismo manifestarse en carne y sangre, verifica la información registrada en lo escrito por Mateo 10:5.

    Cuando sacaran a la esclava y criada Agar que era una figura alegórica de la ley o antiguo pacto y a su hijo Ismael, figura del pueblo de Israel natural representado por la Jerusalén de abajo de la casa del Padre. Entonces el heredero Isaac tenía que dejar la leche materna, que es lo mismo que los elementos o rudimentos de la doctrina de Cristo del principio, para siempre. A partir de ese momento Isaac el heredero del padre tenía que ser alimentado con alimento sólido, que es lo mismo que la doctrina de la gracia o revelación de misterios.

    Exactamente el día que Agar e Ismael fueron echados fuera de la cada de Abraham, Isaac entró en posesión de su herencia, entró en posesión de todas las cosas de su padre. Eso es lo que nos está revelando el apóstol Pablo de la alegoría de la casa de Abraham con Sara, Isaac, Agar e Ismael en la carta a los Gálatas 4:21-31.

    Sí amados, el apóstol nos enseña que había que sacar de la casa del Padre Eterno a la ley o antiguo pacto que fue figurada por la esclava y criada Agar que vivía por  obras de la carne. Había que sacar a Ismael, el pueblo que no era pueblo, ambas cosas figuradas en la destrucción de Jerusalén y su templo. Pero mis amados, había una tercera cosa que dejar fuera, había que dejar la leche espiritual dada por los once: TODOS LOS RUDIMENTOS DE LA DOCTRINA DE CRISTO DEL PRINCIPIO, como revela el apóstol Pablo en la carta a los Hebreos 5:11-6:3, para poder entrar en la plenitud de nuestra herencia como estrellas de los cielos llenándolo todo con la luz de la gracia de Cristo que mora en cada uno de nosotros..

    Resumiendo, podemos decir, que toda la doctrina para los hijos de Dios en el nuevo pacto o esta eternidad cuantificada para todos los hijos manifestados en carne y sangre después de cumplidas todas las cosas, está contenida en las quince (15) epístolas que tenemos hasta este momento del amado hermano y apóstol Pablo, entendiendo que  hay más cartas escritas, por ejemplo sabemos que hubo cuatro (4) cartas a los corintios. A continuación, el desglose de los libros del evangelio de la gracia que os muestro por medio de la Tabla 4 que está debajo:

Romanos Filipenses 1 a Timoteo
1 a los Corintios Colosenses 2 a Timoteo
2 a los Corintios Laodicenses Tito
Gálatas 1 a los Tesalonicenses Filemón
Efesios 2 a los Tesalonicenses Hebreos

Queremos finalizar este estudio, indicándote lo que nos enseña el Señor a través del apóstol Pablo cuando le escribió a Timoteo: Toda escritura inspirada por Dios es útil para . . . 2da. carta a Timoteo 3:16.  Con esto quiero decirte amado bendecido, que no todo el contenido de la Escritura es inspirado, porque contiene: inspiración, contiene revelación y contiene historia y biografías que son datos de cosas sucedidas. Pero veamos la definición de cada uno de estos términos que he subrayado anteriormente:

INSPIRACIÓN:

     Es la información administrada o traída por el Espíritu de Dios, donde el conocimiento del hombre que la recibe está sin revelación, es decir, desconoce su significado real. El Espíritu del Santo o Espíritu de Cristo, trajo por inspiración a la mente de los profetas la profecía, pero ellos quedaron sin el conocimiento o revelación de que significaba realmente lo que el Espíritu les había dado, como muy bien dice el apóstol de la circuncisión, en 1ra. carta de Pedro1:10-12. El profeta quedaba sin entender el significado de la inspiración recibida porque no le fue dado revelar su contenido. En resumen, todos los profetas del Antiguo Pacto, fueron solamente un canal o vaso de Dios para recibir la información que el Señor fue trayendo durante las diferentes generaciones en que ellos vivieron. El profeta quedaba sin revelación, porque la información no era para él, ni para esa generación en que vivió.

HISTORIAS Y BIOGRAFÍAS

    Tanto la historia, al igual que las biografías contenidas en las Escrituras de la ley o antiguo pacto y del evangelio de la circuncisión y del evangelio de la gracia, tienen como propósito relatar hechos sucedidos. Su veracidad o autenticidad dependerá de cuan cerca de esos hechos estuvo la fuente que nos relata la información. Es el parecer del investigador que relata los hechos, la fidelidad de lo sucedido en nada dependerá de la inspiración, porque él que escribe está relatando todo lo que vio, como testigo directo como es el caso de Mateo y  Lázaro, el discípulo amado, cuyo libro es llamado por error Juan. Por su parte Pedro lo escribió como testigo informando por medio de Juan Marcos; mientras que Lucas al escribir lo hizo haciendo una investigación minuciosa de Jesús. Un ejemplo de esto en el antiguo pacto lo son: los libros como las Crónicas, Esdras, los libros de los Reyes y muchas porciones de casi todos los libros del antiguo pacto. La biografía por su parte difiere de la historia en que mientras la biografía es el relato de la vida de alguien, la historia es el relato de algo. Esto es un vivo y claro ejemplo de lo que nos narran Mateo, Marcos, Lucas, Lázaro, el discípulo amado, cuyo libro es llamado por error Juan y el libro de los Hechos. Veamos por ejemplo Lucas 1:1-4; la carta llamada por error 1 Juan 1:1-4 y Hechos 1:1. La importancia de las biografías de Jesús Cristo en los días de su carne y la de los apóstoles, es que los escritores fueron testigos directos de los acontecimientos narrados.

REVELACIÓN

    Significa desvelar, descubrir o quitarle el velo a un misterio. Es sencillamente, un misterio descubierto un misterio que estaba tapado y se le quitó el velo. Al igual que en la inspiración, en la revelación, el Espíritu trae la información pero el vaso que recibe la información tiene conocimiento del significado de la información. Esa es la gran diferencia entre la profecía y la revelación.

    El apóstol Pablo nos enseña en la 1ra. carta a los Corintios 2:16 que todos nosotros los hijos de Dios, tenemos la mente de Cristo y es por eso que la revelación nos deja con conocimiento. Recuerden amados, que la información de la revelación es para vivirla por medio del hombre nuevo interior, no es una mera información y conocimiento intelectual. Por eso los amados estaban siendo edificados con la enseñanza como ahora nosotros somos sobreedificados, porque entendemos el mensaje de Dios. El evangelio de la gracia o propósito de Dios, era un misterio oculto, fue profetizado por una gran cantidad de profetas en el Antiguo Pacto y luego revelado por un sólo apóstol llamado por Jesús Cristo: Pablo, en quien se manifestó Jesús Cristo el Consolador o Espíritu Eterno para darnos a conocer finalmente todas las cosas.

RETORNAR A LISTA DE ESTUDIOS


 

 

MINISTERIO RECONCILIACIÓN EVANGELIO DE LA GRACIA - (MREG)

 

  P.O. BOX 140452 

 ARECIBO, PR 00614-0452 [TEL. (787) 466-1783]

 evangeliodelagracia@hotmail.com

 

Ó  DESDE 1978  [ Ministerio Reconciliación Evangelio de la Gracia. Inc. ]^[ Todos los derechos reservados ]